Buscar

Tus dos propósitos

Hay en ti dos receptores.

Uno es tu alma, otro es tu ego.


Ambos tienen un propósito.

El alma, un propósito espiritual.

El ego, un propósito material.


Ambos tienen propósitos supremos.

El alma, el de transformarnos en seres humanos, seres que no estén contaminados por la envidia, el odio, la avaricia.

El ego tiene un propósito social, cultural, de reconocimiento, validación, supervivencia.


El alma se inspira.

El ego se motiva.


El alma es el puente de nuestro espíritu con la vida terrenal y la traemos de vida en vida.

Al ego lo construimos a partir de la influencia de nuestros padres, hermanos, profesores y amigos.


Ambos influyen sobre nuestras acciones día a día.

Ambos son generadores de logros.


El alma, generadora de logros de expansión espiritual.

El ego, generador de logros de crecimiento económico y profesional.


Y las grandes preguntas son: ¿Cuál está bien? ¿A cuál de los propósitos hacemos caso? ¿A cuál de ellos atendemos? ¿Se pueden satisfacer a ambos?


En las respuestas encontrarás el secreto de cómo vivir y lograr evitar conflictos internos que terminen impactando de manera negativa en tu cuerpo, la sociedad y el medio ambiente.


Puedo darle algunos consejos a tu ego, no me atrevo a aconsejar tu alma.

Pero verás que, en definitiva, el secreto es alinear tus propósitos.


Profundizaremos un poco más en el origen y la relación que tienen nuestros propósitos para incorporarlos y enfocarnos en la evolución espiritual, que es la base de un íntegro mentor.

MOTTA & ASOC.​

by Alejandro Motta

  • Whatsapp
  • EMAIL
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube
  • Google Map

Noviembre 2018 | (2000) Rosario  Santa Fe  | ARGENTINA